Latinas en Estados Unidos: una fuerza imparable que no deja de crecer

Mujeres que llevan dentro historias generacionales duras, profundas, antiguas, de otro tiempo y otro espacio. Mujeres que dentro de sí mismas son dos: bien latinas y bien estadounidenses. Pero que no arrastran esa dualidad como un peso sino que lo elevan como un estandarte y lo aplican como un súper poder. Las latinas están ganando fuerza en Estados Unidos desde el consumo, el hogar, el voto y el trabajo, y se unen para demostrar lo que valen, como prueba un reporte reciente.

Excited girls hug at training involved in motivational activity
Las mujeres latinas, una fuerza imparable en Estados Unidos. Foto: fizkes/iStock

Una ola refrescante y enérgica

Son casi 30 millones y más de la mitad tiene menos de 40 años. Esfuerzo mediante, las latinas en Estados Unidos lograron mucho y son un ejemplo para las hispanas del mundo. Un nuevo reporte de Telemundo y Podcast, “Latinas Powering Forward”, prueba que estas increíbles mujeres son una fuerza cada vez más viva e influyente en Estados Unidos. Entre otras cosas, el relevamiento destaca que:

  • Cada vez son más y más jóvenes. Casi 30 millones, de las cuales más de la mitad no ha alcanzado la cuarta década.
  • Postergan su maternidad para educarse y trabajar. Formar una familia ha quedado “para después” en muchas de las latinas millennials, que no se casan ni tienen hijos hasta mucho más tarde.
  • Sus títulos son cada vez más flamantes. De asociadas, licenciaturas y posgrados, casi se duplicaron entre este colectivo femenino en los últimos 20 años.
  • Son más fuertes en el mundo laboral. Su crecimiento en este ámbito (93%) superó al de las no latinas (13%) y al de los hombres latinos (71%) por primera vez en la historia. ¡Bien!
  • Su poder adquisitivo va en alza. La mujer latina impacta y mucho en el consumo hogareño y en consecuencia, en el poder adquisitivo de los latinos. El mismo ha alcanzado, con su valiosa ayuda, los US$1,8 mil millones en 2018 y se proyecta a los US$1,9 mil millones en 2023. Nada mal.
  • Están más comprometidas con la realidad. Para las elecciones de 2020, los hispanos serán el grupo minoritario racial o étnico habilitado para votar, y las latinas irán a la cabeza.

La mujer latina impacta y mucho en el consumo hogareño y en consecuencia, en el poder adquisitivo de los latinos.

Con este panorama, el futuro de las latinas en Estados Unidos (¡y el mundo!) puede verse bajo una refulgente y positiva luz. Sin embargo, todavía hay desafíos que estas mujeres tienen que enfrentar:

  • No acceden tan fácilmente a la atención médica. Lamentablemente, por falta de información, limitaciones en el acceso a la atención en salud y las barreras culturales, todavía queda mucho camino por recorrer para que la mayoría de ellas también pueda gozar de buena salud y por muchos años.
  • Son víctimas de desigualdad salarial con respecto a los hombres. Esta es la brecha bien conocida que, a pesar de estar en boca de todos, no termina de cerrarse. Por cada dólar producido por un hombre blanco no hispano, las latinas ganarían 54 centavos. Y esto no es lo más llamativo, sino que a más avanzados los títulos académicos de ellas, mayor sería la brecha en sus salarios.
  • Están poco representadas en el cine y en los medios. Hay poquísimos personajes femeninos latinos principales en las películas y series, y ni hablar de los roles de producción y dirección de estos (en los que las latinas representan un pobrísimo 1%).

Pero, como sucede con el oleaje cuando hay viento a favor, a las mujeres latinas no las detienen las mareas bajas, las sequías ni los huracanes. Este océano de talento fresco y poderoso, no va a dejar de crecer y de ganar representación, sin importar los obstáculos que se les presenten.

¡Brindo por ellas!

jacoblund/iStock

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*