La imposible tarea de elegir porno para ver en pareja

Por: Paula García

¿Pensando en ver una peli hot esta noche juntitos entre las sábanas? No sabes el debate que estás a punto de provocar. Te lo anticipo: va a ser peor que la discusión por la temperatura del aire acondicionado en verano. Él querrá A y tú, B.

Descubrí los incontables beneficios del porno para la sexualidad de la pareja cuando contratamos sin darnos cuenta el “hot pack” de nuestro operador de cable. Las películas nos inspiraban para probar posiciones y juegos, y al principio nos contentábamos con lo que apareciera en pantalla.

Pero el paladar se vuelve exigente con el tiempo, tanto con la comida como con el sexo. Yo insistía en ver la película entera para conocer la historia de los protagonistas: me excitaba tanto el antes como el durante. Cómo era el primer beso, las caricias con la ropa puesta, el momento íntimo del desvestirse.

Pero mi marido, le daba al FF hasta llegar al clímax, los orgasmos ruidosos, los gemidos y fluidos. Me di cuenta de la triste realidad: qué difícil es ponernos de acuerdo para ver porno.

El porno que queremos

Indagando en la web descubrí el mundo paralelo del “porno feminista” y del “porno ético”. ¿Sabían que hay cada vez más mujeres dirigiendo películas hot? Y hay incluso un premio: Feminist Porn Awards.

Era hora de que la industria aceptara que las mujeres ¡¡también vemos porno!! Los filmes desde una mirada femenina suelen tener un contenido más positivo y empoderador, y menos “explotador”.

Hallé algunos datos interesantes del consumo que las mujeres hacemos del porno:

  • 71% de las usuarias de Pornhub miran contenidos desde el smartphone.
  • 26% de los visitantes de Pornhub son mujeres.
  • 18% de las usuarias de YouPorn miran porno todos los días. 63%, todas las semanas.
  • 9 de cada 10 mujeres consultadas por YouPorn prefieren ver películas solas que con sus parejas (¡ahora entiendo por qué!).

¿Cuáles serían nuestras preferencias, según la encuesta de YouPorn?

  • Las categorías más populares: “lesbianas”, “romántico” y “trío”. Dato llamativo: consumiríamos más porno lésbico que nuestros pares masculinos.
  • 40% prefiere protagonistas de su misma edad.
  • 28% elige películas donde la mujer lidera.

Era hora de que la industria aceptara que las mujeres también vemos porno.

 

Empecemos a hablar más de porno

Hay un capítulo imperdible de la serie Workin’ Moms, donde Kate (Catherine Reitman) le confiesa a sus compañeros de trabajo que ve porno animé (Hentai). La reacción de ellos claramente no es la que esperaba Kate: todos se sienten incomodados y se inhiben ante la declaración. Ella solo quería ser aceptada con sus gustos peculiares y todo.

Reitman, que es también la creadora de la serie, señaló en una entrevista con CBC que “los varones hablan de porno de una manera muy liberadora”: Estoy celosa de ellos. Quiero poder conversar del porno que miro. Nuestro propósito es abrir esa discusión”.

Convertirnos en parte del debate va a lograr que, eventualmente, el porno mainstream empiece a reflejar nuestros gustos. Mientras tanto, te leo: ¿ves porno con tu pareja? ¿Pudieron llegar a un acuerdo? ¿O eres de las 9 de cada 10 que prefieren consumirlo sola?

AlexLMX/iStock
Total
1
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*