Mujer: deja la modestia aparte, por favor

Como mujeres, muchas solemos subestimar nuestros logros, minimizarlos y hasta creer que debemos demostrar modestia y humildad cuando nos felicitan por ellos. Pero probablemente no estemos haciéndonos un bien con esa actitud. ¿Por qué no hacerle caso a Issa Rae y decir “Sí, me lo merezco”?

Dejemos de mostrarnos “sorprendidas” por nuestro éxito

Lo hemos visto una y otra vez en entregas de premios y lo hacemos con frecuencia cuando nos reunimos otros o cuando algún jefe nos felicita. Ser – o aparentar ser – “modestas” fue por mucho tiempo una cualidad reservada a las mujeres.

Cuando nos halagan por algún logro, sentimos que estará mal hacernos cargo de ello y admitir que nos lo ganamos, que somos autoras de ello. En mayor o menor medida, sentimos que aceptar cumplidos abiertamente sin demostrar cierta reserva, no será bien visto o nos perjudicará. Pero no tiene por qué ser así.

Cuando nos halagan por algún logro, sentimos que estará mal hacernos cargo de ello y admitir que nos lo ganamos, que somos autoras de ello.

Lo logras porque lo mereces

En la gala Women in Film, la escritora, actriz, directora y productora Issa Rae dio fe de ello al recibir el premio a la “Emprendedora Emergente”. En su discurso de aceptación, en lugar de mostrarse abochornada, sorprendida y humilde, hizo esto (el video está en el segundo cuadro, así que debes deslizar para verlo):

Sin tapujos dijo:

“Como mujeres, tendemos a rebajarnos, a atenuar nuestra luz, y estamos un poco condicionadas, socialmente, a ser modestas… Crecí siendo una gran fan del hip-hop, y ninguno de mis artistas favoritos son modestos”, señaló Issa Rae.

Y prosiguió: “Ellos ni siquiera saben lo que eso significa. Así que, cuando escribí mi discurso decidí abrazar este momento, para honrarlos”.

Ante muchos rostros y sonrisas de aprobación de las asistentes, Issa Rae tocó un buen punto al decir que las mujeres no estamos acostumbradas a adueñarnos del éxito que nos corresponde.

Emprendedora significa que hice esto por mí misma. Para todo aquél que declara que me ayudó a llegar aquí: OK, ¿y? En conclusión, emprendedora hasta que me muera, me merezco esto, adiós”.

Quizás sea hora de hacerle caso a Issa Rae y empezar a darnos cuenta de que nuestros logros son nuestros, y que no debemos sentir vergüenza por ellos. ¿Tú qué crees?

Wavebreakmedia/iStock

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*