Torta sin hornear en tres capas: espectáculo de vainilla, café y chocolate

En mis tiempos, San Valentín era solo un santo más de la larga lista de mártires católicos, y el 14 de febrero, un día común de finales de verano en Argentina.

Hoy en día, cuando corazones y globos rojos, chocolates, flores y golosinas saturan el aire de romanticismo (a veces demasiado, para mi gusto), San Valentín gobierna el mundo cada año, ni bien febrero hace su aparición en el calendario.

Cursilería o no, romanticismo o una excusa para vender más chocolates y flores, finalmente San Valentín tiene que ver con el amor, y vale la pena celebrarlo. A mi manera, lógico, y no con una cena romántica. Imaginarás que por más que adores a tu marido, 50 años de matrimonio te ponen muy práctica.

Así que para celebrar el amor en todas sus dimensiones, me dispuse a hacer esta torta fácil, que no requiere horno, y es una combinación explosiva de chocolate, café y vainilla.

Aquí la tienes:

Ingredientes

  • 150 gramos de galletitas de chocolate y de vainilla
  • Mantequilla previamente ablandada, dividida en tres partes: dos de 40 gramos y una de 140
  • 30 gramos de nueces peladas
  • 50 gramos de azúcar impalpable
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 100 gramos de crema de leche batida
  • 1 huevo
  • 200 gramos de chocolate
  • 50 cc de café fuerte y frío, endulzado a gusto

Preparación

1er Paso: Capa base

  • Procesar las galletas con las nueces y 40 gramos de mantequilla
  • Cubrir la base de un molde redondo de 20 centímetros de diámetro, o molde cuadrado de dimensiones similares.
  • Llevar unos minutos al refrigerador

2do Paso: Capa del medio

  • Batir los 140 gramos de mantequilla, el azúcar impalpable y la esencia de vainilla, hasta lograr una crema suave.
  • Agregar el huevo batido y el café.
  • Mezclar todo y colocar sobre la capa base.
  • Llevar brevemente al refrigerador.

3er Paso: Capa superior

  • Derretir el chocolate y los 40 gramos de mantequilla restante.
  • Enfriar y agregar la crema de leche.
  • Colocar sobre la capa del medio
  • Lleva al freezer hasta el momento de servir

Y ahora sí, ya estás lista para decir “Feliz día de San Valentín” a tu esposo, a tus hijos, a tu amiga, o a tu “persona favorita en el mundo”, esa que hace que tus días sean mucho más luminosos y felices.

 

Total
3
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*