Dime cómo pintas tu casa y te diré cómo te sientes

Los colores de tu hogar afectan directamente tu estado de ánimo, mira…

Los seres humanos no somos indiferentes a los colores que nos rodean. Por el contrario, los diferentes tonos tienen el poder de afectar nuestro bienestar, estado de ánimo y más. Hablamos con el diseñador de espacios, Javier Stockle para que nos comparta sus consejos a la hora de escoger los colores de nuestros espacios.

Somos permeables a los colores

Aunque no estemos pensando conscientemente acerca de los colores que nos rodean, estos aún pueden influirnos, especialmente si se trata de un tono atrevido y saturado, explica a Healthline, Leslie Harrington, científica y experta en colores.

“El color puede afectar absolutamente el comportamiento de una persona y su forma de pensar o sentir”, sostiene Harrington y añade: “Cuando entras en una habitación roja, rosa o azul, podemos ver el impacto medido en la frecuencia cardíaca, por ejemplo. Es una reacción corporal involuntaria”.

En primera persona

Verónica Ortega comenzó a adquirir ropa de cama y de baño, e incluso el camino de mesa y los manteles del comedor, en tonos más claros, desde blanco a color crema, con pequeños detalles en tonos tierra y notó un cambio sustancial en su estado de ánimo y en el ‘ambiente’ de su casa. “Mis espacios se sienten más confortables, armónicos y equilibrados. Me transmiten luz, paz y aún así se ven alegres y elegantes”.

Clara Vega vivió una experiencia similar con el color de su dormitorio. “Pinté la habitación que utilizo como oficina de violeta intenso, mi color favorito. Pero, en lugar de sentirme a gusto allí, con el tiempo y de manera inconsciente, fui alejándome y evitando estar allí. Trabajaba en todos lados, menos en la oficina”, rememora. Fue su terapeuta quien le aconsejó cambiar el color de ese espacio por un tono pastel. “Fue un cambio rotundo, me amigué con mi oficina”, explica Clara.

Teniendo esto en cuenta, nos queda clarísimo que los colores que escogemos para nuestra casa son vitales para nuestro bienestar.

A propósito, Javier Stockle, fundador de JS estudio de diseño de interiores y paisajismo, explica:“Es importante identificar qué es lo que buscamos generar en cada espacio. En una casa, probablemente vamos a querer llegar y estar cómodos y relajados, por ende si pintamos espacios de rojo, generaremos alerta, todo lo contrario a lo que buscamos”.

Para los hogares, el experto sugiere pintarlos de colores neutros que transmiten calma.

El clásico blanco genera amplitud y pureza. Otra opción podría ser el gris que brinda elegancia y sobriedad.

“Se puede elegir un color shocking en un ambiente como un play room, que se usa para jugar, estar en movimiento y el color alimenta la sensación de hiperactividad. Sin embargo, no lo usaría en una sala de estar o dormitorio”.

Para estos espacios, Stockle sugiere inclinarse por tonos neutros, que transmiten serenidad y sumarles color con objetos de decoración como cojines, mantas y muebles, que puedes cambiar fácilmente, si su color te satura.

dormitorio en tonos grises
Foto: gentileza Javier Stockle

Si te gustan los tonos intensos, el lugar para darle rienda suelta a tu creatividad es el toilette. “Allí se puede optar por colores oscuros, papeles tapiz y más. El toilette es un espacio reducido en el que no solemos pasar mucho tiempo, así que es ideal para cargarlo con más información”.

Así que ya sabes: elige a conciencia los colores de tu hogar porque tienen un gran impacto en tu bienestar.

También te recomiendo:

Así aprendí que saber improvisar es tan importante como saber planificar

Scovad/iStock
Total
6
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*