¿Cómo que aún no tienes un vestido camisero en tu clóset?

Te cuento por qué no puede faltar un vestido camisero en tu guardarropa (¡y te muestro mis modelos favoritos!).

Si me dijeran: ‘Te vas a una isla desierta y puedes llevar contigo solo una prenda. ¿Cuál escoges?’. Sin titubear ni un segundo respondería: ‘¡Un vestido camisero!’

Sí, me declaro fan total de esta prenda. Aquí te cuento por qué:

  • Es una prenda que nunca pasa de moda. Seguro lo escuchaste mil veces con otras piezas que adquiriste y que luego sí perdieron vigencia. Pero, te juro que el vestido camisero es la excepción.

Mi primera adquisición fue en 2011, un vestido camisero animal print que compré en Urban Outfitters. Todavía lo sigo usando y, modestia aparte, siempre recibo elogios porque es una pieza súper sentadora y original.

¿Les gusta?

pilar tapia con vestido camisero animal print
Vestido camisero + tenis de plataforma, una dupla cómoda y explosiva. Foto: de mi álbum personal
    • ¡Luce fabuloso en todas! Sí, no estoy exagerando. He visto mujeres de todas las tallas vistiéndolo y (absolutamente) todas lucen hermosas.
    • Y tampoco tiene edad. De hecho, mi madre y yo acabamos de adquirir el mismo modelito de Zara. Negro, básico, sobrio, ¡y precioso! One fits all baby… Aquí se los dejo:

pilar tapia con vestido camisero de Zara

  • No es una prenda de temporada. Este es otro gran punto a favor de los vestidos camiseros. Los puedes llevar en verano, invierno… en todo momento. Según su género y estilo, obviamente.
  • Según cómo los combines, puedes lucirlos en distintas ocasiones. Con tacones para verte más estilizada o con unos tenis, para hacerle honor a la tendencia athleisure. Las más trendy anímense a llevarlo con unos botines tejanos que son el hit de esta temporada.

El que avisa no traiciona: es muy probable que te vuelvas adicta a ellos, ¡pero no se vale culparme!

Por último, no quiero dejar de compartirles mi favorito. Es un vestido camisero de un género bien liviano que compré en Koh Lipe, una isla de Tailandia, durante mi luna de miel. Se los muestro:

En 2015, durante mi viaje de bodas
En 2015, luciendo mi vestido camisero durante mi viaje de bodas. Foto: de mi álbum personal

Llevo este vestido de verano sobre el bañador, cuando tengo un evento tipo pool-party; con unos tenis de plataforma o sandalias para almorzar con mis amigas, ¡y me lo puse también con unas balerinas para la reunión en el kinder de mi hija!

Como ves, soy una devota del vestido camisero. ¿Te animas a sumarte a mi club de fans?

También te recomiendo:

El color no tiene edad: úsalo a tu favor

Tarzhanova/iStock

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*