“A quien madruga, Dios le ayuda”. ¡Y le resta depresión!

Si eres una persona “de mañana”, estás de suerte: sería beneficioso para tu salud mental. Mira lo que halló un estudio.

Siempre fui una persona “de mañana”. Contrario a lo que veía en mis amigos y compañeros, que eran lechuzas para estudiar, divertirse o hasta tener citas, para mí, el inicio de la jornada, fue siempre el mejor momento del día.

Incluso mi rostro parece estar de acuerdo. A tal punto que, mi novio, hasta se inventó una expresión para definirme cuando se va acercando la hora de cenar (es decir, casi de dormir): “Ya estás china”, suele repetirme entre sonrisas tiernas.

¡Es que no puedo evitarlo! Soy como los niños pequeños y las personas muy mayores, que pueden levantarse hiper temprano hasta los domingos. Claro que, empieza a anochecer, y yo solo pienso en la almohada. ¡Una tortura salir después de cenar!

Y ni hablar del trabajo. Preferible ser redactora de un matutino, aunque implique levantarse a las 4 de la mañana, que hacer el turno noche, y cubrir las noticias que acompañen a la Luna.

Pero, por fortuna para mi madrugadora interna, amanecer con el Sol, tendría un beneficio adicional a aprovechar la jornada y tener energía extra por la mañana: reduciría el riesgo de depresión, según leí en un estudio. Te cuento:

Madrugando la depresión

El cronotipo de una persona, es decir, sus preferencias para acostarse y levantarse, afectaría sus chances de desarrollar depresión, indica un estudio en la revista Journal of Psychiatric Research. Particularmente, quienes amanecen y se duermen temprano, tendrían mayores posibilidades de mantenerse saludables.

“Esto podría estar relacionado con la superposición de vías genéticas asociadas con el cronotipo y el estado de ánimo”, aseguró Céline Vetter, autora principal del estudio, según el sitio MedicalNewsToday.

Para llegar a estas conclusiones, especialistas de la Universidad de Colorado en Boulder, y del Hospital Brigham y de Mujeres en Boston, analizaron datos médicos de 32,470 mujeres de, en promedio, 55 años de edad. ¿Qué encontraron?

Despertarse temprano, ayuda

Lo llamativo de todas las participantes era que, si bien habían reportado estar saludables al comienzo del estudio, tan solo dos años después, manifestaban signos de depresión, agrega MedicalNewsToday.

A partir de esta información, y luego de barajar explicaciones como la exposición a la luz solar o los horarios de trabajo, los especialistas optaron por clasificarlas según su cronotipo. Fue entonces que dieron con un notorio hallazgo:

Quienes madrugaban, tenían entre 12 y 27% menos riesgo de depresión, que quienes se levantaban a un horario intermedio. Además, quienes eran “búhos”, tenían 6% más de probabilidades de desarrollar un desorden del estado de ánimo.

“Esto nos dice que el cronotipo podría tener efectos sobre el riesgo de depresión, que no está guiado por el ambiente o el estilo de vida”, concluyó Vetter, según MedicalNewsToday.

También te recomiendo:

Ratón de ordenador: mantén la vista saludable

Cuando la vida te abruma… Apuesta a la libertad

 

iStock/Choreograph
Total
4
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*