El color no tiene edad: úsalo a tu favor

Cuando de combinar colores de moda se trata, a veces parece que “la regla es que no hay reglas”. Sin embargo, hasta la más audaz de las mezclas debe estar pensada de manera inteligente, para evitar caer en desastres de moda.

Tomás Caeiro, un viejo amigo publicista, me enseñó que las combinaciones más exitosas resultan de contraponer los opuestos en el círculo cromático. Por eso se ve tan maravilloso un violeta con un amarillo verdoso, o un naranja con un azul eléctrico.

Color wheel on white
Las mejores combinaciones resultan de juntar los tonos opuestos en el círculo cromático.

Partiendo de esta idea, es que aquí comparto algunas claves para combinar con éxito los colores de tus prendas y accesorios.

Cuando llegamos a cierta edad, vestirse de pies a cabeza de colores estridentes no parece ser una buena idea. Por eso, siempre trato de apostar por los acentos de color dentro de un outfit en tonalidades neutras. Éstos no solo son capaces de llevar tu look a otro nivel, sino que te ofrecen una gran versatilidad a la hora de casar elementos entre sí. En otras palabras, obtienes más outfits con menos piezas. A continuación , algunos ejemplos:

Naranja y azul

Es una de mis combinaciones favoritas, sobre todo, si la aplicas de manera sutil, por ejemplo, sobre fondo blanco con estampado floral naranja, más zapatos y sobre azul.

También es una buena opción aplicarla en acentos, como zapatos, bufandas o carteras

Mrs. Comodín: una cartera roja

Una cartera, bolso de mano o clutch en rojo siempre aportará una nota de glamour al más aburrido de los looks. ¿Sus mejores amigos? Un equipo de pantalón o un vestido en tonos neutros: blanco, gris, negro, o una combinación de grises.

Al mismo tiempo, una cartera roja también le dará personalidad a un equipo en blanco y negro, ya sea estampado, a rayas o a motas.

¡Atrévete a lo impensable!

Pero en su justa medida. Una falda lápiz metalizada era algo que no estaba dentro de nuestras opciones hace un par de temporadas. Sin embargo, si optas por una de líneas muy puras, y mantienes el resto de tu atuendo lo más neutro y minimalista posible, tendrás una propuesta ganadora.

Evita el “matchie-matchie”

Olvídate de la combinación perfecta: zapatos, carteras y accesorios que combinen exactamente con el estampado de tu vestido. Siempre busca un elemento de quiebre, que se adapte e integre de manera armónica al resto de tu atuendo, y que le dé la originalidad que tu look necesita.

iStock/heckmannoleg
Total
8
Shares

1 comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*