Los 40 suelen encontrarnos atravesando montones de cambios. Si sientes que lo ves todo gris, considera estos consejos.

Una y otra vez reproducido en publicidades, películas (¿y en la vida?), el estereotipo es conocido: hombres de cabellos grises que de la noche a la mañana compran un costosísimo coche deportivo, con el que esperan conquistar a una blonda escultural a la que doblan en edad; y mujeres en sus largos cuarenta que, por mantenerse jóvenes, se someten a estiramientos, liposucciones e inyecciones de bótox, para llegar a conquistar a algún galancito que, en la flor de la vida, las haga sentir que aún pueden robar suspiros y pasiones…

Pero, más allá de los clichés, la crisis de la mediana edad, o de los 40, como prefieras llamarla, es mucho más que un gag de comedia. Todo parece suceder en esta época de la vida: el síndrome del nido vacío, la entrada a la menopausia, las aventuras románticas, las preocupaciones financieras y una creciente infelicidad con la vida diaria, enumera el sitio Psychology Today.

La cuestión es que, para muchas mujeres, los desafíos que implican los cambios naturales en el cuerpo, pueden resultar inquietantes. De hecho, muchas llegan a sentirse aisladas o, incluso, invisibles, advierte el portal. Y si a ello se suma que, tantísimas se replantean también sus valores, por una nueva mirada de la vida que la edad les ofrece… ¡Caos!

Por fortuna, la crisis de los 40 puede llegar a ser más que una enorme nube negra en nuestra mente. En este aspecto, podría ofrecer un incipiente sentido de transición y posibilidad; una nueva historia que empieza a emerger.

Por eso, asume que se trata de un cambio, y destierra la idea de que se te ha saltado un tornillo. Tienes muchísimas herramientas que podrían ayudarte a sobrellevar y superar esta transición en tu vida.

¡Y no sería taaan difícil! Para ello, Psychology Today recomienda:

  1. Reconoce e identifica tu ansiedad
  2. Evita problemas explorando tus opciones de manera cuidadosa y reflexiva
  3. Comparte tu experiencia con otros
  4. Si necesitas ayuda, pídela

Como suele decirse, donde algunos ven una crisis, identifica una oportunidad. La vida, aún podría sorprenderte.

También te recomiendo:

Me reinventé a los 40 y sí, se puede

El amor después del amor

 

Total
1
Shares