“No como para entrar en el vestido”. El ayuno, bajo la lupa

Ahorrar calorías y saltar comidas suele ser una estrategia difundida. Pero, ¿es saludable? ¿O para todas? Te lo contamos.

Basta prender un rato el radar, para escucharlo aquí y allí: “Hoy no como. Me reservo para la fiesta”; “Si quiero entrar en el vestido, solo agua”…

Admitámoslo, todas conocemos a alguien (¿se encendió la flecha sobre tu cabeza?) que se ha sometido a un cruel ayuno de uno o más días, en pos de verse más hermosa. Y ni hablar de las celebrities, a quienes reiteradas veces hemos oído relatar sus peripecias alimentarias, para alistase para su siguiente rol.

Pero, aunque frecuente, ¿cómo puede afectar nuestro cuerpo? Sigue leyendo, que te lo cuento.

¿Qué sucede durante el ayuno?

 “Estás poniendo al cuerpo bajo un inmenso estrés”, advirtió Joy Dubost, vocera de la Academia de Nutrición y Dietética de EEUU, en el sitio LiveScience. Durante las primeras 24 a 48 horas de privación de calorías, el cuerpo agota sus reservas de glucógeno de los músculos y el hígado. Es decir, todas sus reservas de carbohidratos, que le proporcionan energía rápida.

Luego, comienza a consumir las proteínas y las grasas en los músculos, para generar energía. A su vez, durante todo este proceso, el metabolismo corporal se enlentece, intentando conservar energía. Entre tanto, las reacciones hormonales varían, detalló la dietista registrada.

Y si también te privas del agua, el escenario puede empeorar muy rápido: la deshidratación puede causar baja presión arterial y paro cardíaco. “No es algo que deba tomarse a la ligera”, enfatizó Dubost, según el portal, mencionado.

El ayuno, ¿puede ayudar a perder peso?

Puede que sí, aunque no en todas las personas. De hecho, no sería mejor que otros métodos para bajar de peso, como los que reducen el consumo de calorías diarias, indica el sitio MedicalNewsToday.

Un estudio de 2017, publicado en la revista JAMA Network, por ejemplo, encontró que personas que ayunaron intermitentemente durante 12 meses, perdieron tan solo un poco más de peso, que quienes hicieron dieta de manera más tradicional.

Luces y sombras del ayuno

De hecho, siguiendo al mismo estudio, los efectos positivos del ayuno para perder peso dependerían más del estilo de vida de cada persona, que de sus efectos reales sobre el cuerpo, refiere MedicalNewsToday, a partir de la investigación. Es que, a la larga, el ayuno:

– Suele llevar a las persona a renunciar más rápido a los esfuerzos por bajar de peso.
– Puede favorecer los atracones de comida, luego de cierto período de ayuno.
– Podría dar una falsa sensación de seguridad, haciendo que las personas ignoren los hábitos saludables.

Pero, si bien en general estar un día sin comer puede no resultar demasiado grave, para las personas con las siguientes condiciones, podría ser sumamente riesgoso:

– personas con diabetes;
– personas con antecedentes de desórdenes alimenticios;
– para quienes toman medicación que debe ser consumida con la comida;
– niños y adolescentes;
– mujeres embarazadas o que amamantan.

Finalmente, recuerda que el ayuno a largo plazo priva al cuerpo de nutrientes esenciales y puede causar complicaciones. Por lo que, si estás considerando “cuidarte” para tu próximo evento social o simplemente porque quieres sentirte mejor, deberías hacerlo bajo supervisión médica.

También te recomiendo:

“Como por ansiedad”. Combate el impulso

¿Mamá y trabajadora? No es excusa para alimentarte mal

 

iStock/a_namenko
Total
5
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*