Lo nuevo contra las arrugas, ¿los virus?

A las cremas y tratamientos anti-age, la ciencia podría sumar pronto, un nuevo aliado contra el envejecimiento.

Las primeras marcas de expresión, luego las arrugas, el ininterrumpible paso del tiempo… Aunque no es posible escapar del avance de los años, e incluso si nos sabemos realizadas por nuestros logros y no por la apariencia, es sencillo dejarnos atrapar por el ideal de “la juventud eterna”.

Así, y aun sin tomar conciencia de ello, podemos hallarnos a nosotras mismas, envueltas en extensos rituales de cuidado facial diario “antiage”. ¡Lo que sea para ganarle a la edad y mantener la piel tersa!

Contra las arrugas, los virus

Pero a las cremas limpiadoras, humectantes, con colágeno o retinol, y cientos de otros productos, la ciencia podría sumar dentro de algún tiempo, un nuevo e imprevisible aliado contra las arrugas: los virus.

Así lo asegura un estudio de la Universidad de Virginia, publicado en febrero de 2018, en la revista Aging Cell.

Las células, también se arrugan

Mientras estudiaban el efecto que el envejecimiento tiene en el cuerpo, los expertos notaron que, a medida que pasan los años, se va arrugando el núcleo de nuestras células. Es decir, la porción que contiene nuestra información genética, detalla el sitio Science Daily, a partir del estudio. Y como resultado de ello, los genes no funcionarían bien.

Pero, habría una solución

Las arrugas se irían produciendo a medida que se pierden ciertas proteínas conocidas como laminas. Pero gracias a ciertos virus, que actuarían como transporte, éstas podrían reponerse dentro de las células, haciendo que vuelvan a estirarse.

¿El resultado? Las células quedarían reestablecidas, para funcionar como en la flor de su juventud, asegura un comunicado de la Universidad de Virginia. Sería un mecanismo semejante al del retinol, que se utiliza en las cremas para suavizar las arrugas del rostro, ¡pero desde adentro del cuerpo!

Pero aunque suena bien, no te entusiasmes todavía. Los científicos recién están modificando ciertos virus, para usarlos con fines médicos. Aunque quién sabe, pronto podríamos estar dando batalla a la edad no solo desde afuera, sino con estos nuevos aliados “antiage”. ¡Qué tal!

También te recomiendo: 

S.O.S.: la batalla contra las primeras canas

iStock/Choreograph

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*