De esto se arrepiente la mayoría de la gente

Para no vivir con arrepentimientos, conoce qué es lo que más lamentan las personas al final de la vida.

Lo hecho, hecho está. Sin embargo, muchas personas, mirando hacia atrás en su vida, tendrían arrepentimientos. Sobre todo, uno en especial.

Arrepentirse de no haberlo hecho

Seguramente haya cosas de las que te arrepientas: haber dedicado tiempo a cosas que no te interesaban en lugar de a tu familia o tu vocación, haber elegido mal tus amistades o relaciones amorosas, haberte callado cuando querías hablar… y la lista sigue.

Sin embargo, la gente parece arrepentirse más de no haberse convertido en la persona que soñaba ser, que de todo lo anterior. Te explico: parece ser que hay tres tipos de “seres” o de “yo” conviviendo en nuestra mente. Nuestro “yo actual”, nuestro “yo ideal” y nuestro “yo debido”. El primero, es quien pensamos que somos en la actualidad, y las características que creemos que tenemos.

Mujer piensa frente al río
No haber seguido los sueños sería el arrepentimiento más común. Foto: freestocks.org on Pexels.com

El segundo (el ideal), son aquellos rasgos que deseamos poseer, así como esperanzas, sueños y aspiraciones. Y el tercero o debido, son todos aquellos atributos que crees que deberías tener en términos de deberes y obligaciones, según la clasificación que hicieron investigadores, y que plasmaron en el journal científico Emotion.

¿De qué se arrepentiría la mayoría de la gente? De no ser ese yo ideal que soñaron ser cuando eran más jóvenes.

Al final de la vida

Y todo ese arrepentimiento parecería emerger, sobre todo, al acercarse el final de la vida. Así lo dice la enfermera de cuidados paliativos, Bronnie Ware, en su libro ‘Regrets of the Dying’ (2013). Este párrafo me pareció especialmente revelador (lo traduzco al español):

“Cuando la gente se da cuenta de que su vida casi está terminando y mira hacia atrás con claridad, es fácil ver cuántos sueños no fueron cumplidos”, escribió. “La mayoría de la gente no había honrado ni siquiera la mitad de sus sueños y debía morir sabiendo que fue a causa de lo que eligió o no eligió hacer”.

Cuando la gente se da cuenta de que su vida casi está terminando y mira hacia atrás con claridad, es fácil ver cuántos sueños no fueron cumplidos.

 

Cómo vivir sin arrepentimientos (o casi)

En este punto, probablemente coincidamos en que sería bueno empezar a hacer menos cosas de las que arrepentirse, y tomar más acciones que valoraremos en algunos años. Esta listita de consejos la brindó la trabajadora social Grace Bluerock en The Huffington Post :

  • Decirle a tus seres queridos que los amas

¿Hace cuánto que no les dices a tu pareja, amigos, padres o hijos que los amas? En lo personal, intento no pasar ni un día sin decirles a unos u otros lo que siento por ellos. Será muy gratificante tanto para ti como para los demás.

Pareja se besa en el césped
Dile a tus seres queridos que los amas ¡todos los días! Foto: Pixabay on Pexels.com
  • Seguir tus sueños

Como dijimos antes, no hacerlo es la principal causa de arrepentimiento. No postergues más y comienza con pasos cortos ¡pero firmes! No escuches a tu “yo” detractor y sigue adelante.

  • Confiar en tu instinto

Muchas veces, lo que nos dice el estómago puede ser más atinado que lo que nos dice la cabeza, ¿no crees?

  • Dejar el trabajo… en el trabajo

Esto es, ¡no te lleves el trabajo a tu vida personal! A veces, dejamos que nuestras obligaciones laborales invadan nuestro espacio privado. Según Bluerock, de esto se arrepentirían muchos.

  • Tomar riesgos

Ser precavido es una cosa, pero no atreverte a salir nunca de tu zona de confort, quizás sea contraproducente para vivir una vida sin arrepentimientos.

  • Tomar la vida con menos seriedad

¿Fracasaste en algo? ¡Sigue adelante! Toma con menos solemnidad las cosas y disfrútalas más.

  • Perdonar

¿Para qué cargar en tu espalda los errores de los demás?

  • Ser uno mismo

Tú eres única, no intentes imitar a nadie.

  • Practicar la generosidad

Esto puede “iluminar” tus días y hacerte más feliz a ti y a los demás.

¿Y qué hay de ti? ¿Hay algo de lo que te arrepientas?

También te recomiendo:

Quizás te estés autoboicoteando, y aún no lo sepas

 

Kerkez/iStock

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*